Ilustración por Diego Martínez García

Ilustración por Diego Martínez García

martes, 17 de julio de 2012

No es una caja


¿Qué haces sentado en esa caja?
No es una caja.
¿Por qué estás subido en la caja?
¡No es una caja!


LIBRO DE HONOR DEL PREMIO THEODOR SEUSS GEISEL 2007
LOS MEJORES LIBROS PARA NIÑOS Y JÓVENES 2009 (BANCO DEL LIBRO DE VENEZUELA)


Texto e ilustraciones: Antoinette Portis.
Traductores: Chema Heras y Pilar Martínez.
Editorial: Factoría K de libros.
22 X 22 cm. Encuadernado en cartoné.
40 páginas. Ilustraciones a color.
Edad sugerida: a partir de 3 años.

Descripción
Desde su estética exterior, el libro nos remonta a una caja clásica de cartón marrón claro, con textura e inscripciones sobre su manejo, lo que nos anticipa qué encontraremos en su interior.
No es una caja está protagonizado por un conejito, que mantiene un diálogo con un interlocutor invisible mediante oraciones cortas y directas. Con dibujos simples, de líneas definidas y pocos colores, acompañamos al protagonista, que bien podría ser cualquier niño, en sus aventuras en torno a una caja. Sin embargo, el conejo se esfuerza por recalcar permanentemente que no se trata de una caja, sino de una variedad de objetos, que podrían ser infinitos y que existen en su imaginación.
Es un libro que ayuda y refuerza la imaginación, mostrándonos que una simple caja de cartón puede convertirse en lo que cada uno quiera con solo imaginarlo.
La autora es graduada en Arte por la Universidad de California (UCLA). Es directora creativa de la compañía Disney Consumer. SI bien su producción literaria hasta el momento no es extensa, ha ganado varios premios con sus títulos publicados. En inglés, y aún sin traducción, está el libro que sería la secuela de No es una caja, llamado Not a stick.

 Mi historia
Como otros de los libros que comentamos en este blog, fue un descubrimiento en la Feria del Libro 2012, a la que fui con Paula M. En nuestra búsqueda de P de Papá, llegamos al stand de Libros para atesorar, y se nos iban los ojos y las manos entre tantas bellezas. No es una caja llamó particularmente mi atención: su simplicidad, la economía de recursos, el minimalismo que se apreciaba a simple vista me llevaron a comprarlo. Cuando volví a casa y lo leí todo, quedé más que satisfecha y descubrí muchas cosas más, además de lo visual, que era lo que en un principio me había atraído.
Es un libro que invita al juego. Un padre, una madre o cualquiera que se vea en la situación de jugar con un niño y no sepa cómo hacerlo, puede encontrar inspiración en este libro. Solo hay que tener a mano una caja e invitar a los chicos a que imaginen qué podría ser.
Por otra parte, las ilustraciones nos muestran conceptos de arriba, abajo, adelante, atrás, superposición, etc. Aunque está recomendado a partir de los 3 años, considero que puede ser para niños más pequeños, supervisados por un adulto, ya que las hojas deben ser tratadas con cuidado.

¿Dónde y cuánto?
La editorial es distribuida en la Argentina por ediciones iamiqué y su valor aproximado es de $ 90. Yo lo conseguí en la Feria del Libro en el stand de Libros para atesorar.


Por Laura

3 comentarios:

  1. Lau me encantó la reseña y el libro! Qué lindo ayudar a nuestros hijos a ampliar el poder de su imaginación! Quieroooo uno para Ampi

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vos Lau descubrí este libro, que es sencillamente hermoso, como tu reseña!!!
    Paula M

    ResponderEliminar
  3. Ah! me encantó todo, los libros, tu reseña...este blog es absolutamente genial!

    ResponderEliminar